ALUMNOS DEL COLEGIO DEL BUEN PASTOR DE SEVILLA, EN TETUAN.

Alumnos del Colegio del Buen Pastor de Sevilla y miembros de la Fundación Indortes , se desplazaron al Cementerio Cristiano  de Tetuán, situado al norte de la ciudad y en la ladera sur del monte Dersa,  para rendir un homenaje a los soldados caídos en la Guerra de África que fueron enterrados en Tetuán. Colocaron placas en su memoria en diferentes sepulturas.
Asistentes al homenaje, posan delante del Monolito homenaje a los Caídos, que fue inaugurado el 1 de julio de 2018 por La Fundación Indortes.




Son muchas las historias de estos jóvenes soldados, muchas  están grabadas en sus lapidas y otras quedan en la memoria de sus hechos gloriosos. Para ello estos alumnos del Buen Pastor tiene el proyecto de la creación de una página web, en la quedaran las biografías de unos cincuenta héroes.

Esta iniciativa ha recibido el primer premio del Ejército de Tierra del 2022, en la Modalidad Escolar.

Estuvieron presentes en el Cementerio, el Director  del colegio D. Joaquín Egea Romero, y varias autoridades españolas en Marruecos, entre las estuvo el cónsul español de Tetuán, D. Alfonso López Perona.

Como aliciente a la visita del cementerio de Tetuán, se han implantado en el mismo, unos códigos QR para que los visitantes conozcan las numerosas historias que se guardan bajo aquellas piedras.

Este Cementerio alberga los restos militares y civiles del antiguo cementerio de 1860, y de los cementerios del Rincón del Mediq, Castillejos y Xauen, que fueron concentrados en el cementerio militar de Tetuán, con un total de unas 2500 inhumaciones.

Entre los enterrados podemos destacar a varios Caballeros Laureados de San Fernando, como los Tenientes Montilla Pérez, Aizpurúa Reynos, Leria López del Grupo de Regulares de Melilla. Comandante José Valdés Martel, que mandando la harca de su nombre, murió al tratar de rescatar el cadáver de un compañero. El Teniente Coronel González Tablas, héroe de Regulares, junto al brazo de Millán Astray, “para abrazarlo eternamente”.

La Fundación Indortes está con el apoyo a esta iniciativa, consiguiendo una vez más su objetivo fundacional que es el de: “«Fomentar la memoria, conservación, vigilancia y ornato de los cementerios y tumbas de combatientes españoles o bajo bandera de España, caídos en lucha, sin distinción de época, lugar, credo o ideología»”.

Foto del día de la inauguración del Monolito en 2018